25 ago. 2011

Momo II








Momo no se entera de nada, le regalan una muñeca que dice ser perfecta pero que es un aburrimiento, una tortuga le lleva por toda la ciudad escapando de los hombres grises. Con lo bien que se estaba antes, cuando el tiempo no se ahorraba ni se robaba, se daba sin más y se disfrutaba.

4 comentarios:

  1. ¡Me encantan!
    Y no sólo porque soy fan de Momo, sino porque tienen muchísima atmósfera.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Laura; le pones mucha ternura a las imágenes. Momo es una historia muy sugerentes, desde luego! Un beso, S.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Diana, elegí Momo porque me traía muchos recuerdos, al volver a leerla me di cuenta de que cuando era niña no me había enterado de nada :)

    Susana, gracias! me alegra que te transmitan algo, para mi es lo más importante.

    ResponderEliminar
  4. Són maquíssims! I transmeten! (Quina obra d'art, Momo)

    ResponderEliminar