11 abr. 2010

El Fantasma de Canterville



"-Mi querido Hiram-exclamó la señora Otis-, ¿que vamos a hacer con una mujer que sufre desmayos?
-Descontárselo, como cuando rompa algo- contestó el ministro,-así ya no se desmayará más.
Y en verdad que a los pocos instantes la señora Umney volvió en sí."





















Explorando el blanco y negro y la novela juvenil con este muy recomendable cuento de Oscar Wilde. En el relato se enfrentan un fantasma inglés del siglo XVI con una familia americana materialista a la que las leyendas de la mansión traen sin cuidado.

6 comentarios:

  1. Jeje, pues no hay más! por ahora...gracias, Adolfo.

    ResponderEliminar
  2. Oh!!! que bien te va el blanco y negro Laura!!!
    el segundo no lo había visto, queda genial!

    ResponderEliminar
  3. Laura,
    ¡me encantan estas ilustraciones de "El fantasma de Canterville"!
    saludos,

    ResponderEliminar
  4. Hermosisimo...mira lo que son las cosas. ahora aqui en cama, tengo en la mesilla ese libro, concretamente una versión ilustrada por Albert Schindehütte (el nombrecito se las trae) que espero poder entrevistar para Colixu. Bicos a moreas y suerte

    ResponderEliminar
  5. Gracias!

    Ruan, qué lo disfrutes y estaré atenta a esa entrevista.

    ResponderEliminar